Y tú, y tú y solamente tú

Necesito escribirte. No puedo no hacerlo… me despierto triste y vacía, casi con la misma sensación de lo que te escribí anoche. Una noche más. Una noche de fiesta que bien podría ser una más para el recuerdo, como cuando teníamos 19 y aguantar en un cuchitril con música variopinto hasta las 6 de la mañana era nuestra mayor aspiración. Yo que soy como soy mezclaba letras de canciones y copas de ron con mis obligaciones, “Bueno Elena no te pases que mañana tienes que seguir estudiando imagen corporativa. Y si mira ese qué guapo pero bah!, paso de tíos ahora no me quiero enamorar jejejeje” era mi diálogo interior constante.

Ayer cambiamos de escenario y nos desvivíamos a pleno pulmón cantando una pedazo de canción que a mí me llegaba a lo más profundo. Con sonrisas a medio gas y algo (más bien demasiado) espíritu critico. Pero mis miradas se dirigían hacia mi derecha 10 metros más adelante. Allí, un tipo alto con su moñito. Solo él es capaz de cantarla mostrando toda la simpatía rodeado de mas enemigos que amigos al igual que yo pero eso sí, el despecho y lo cínico casi escondido.

Y sí, sí que miraba de reojo hacia a mí…

Quémame, solo quiero arder y arder 

Luciérnaga al anochecer en un concierto salvaje

Enciéndeme, solo quiero arder y arder 

Vivir eternamente en esta noche salvaje 

Dicen que hemos cambiado la letra y la canción 

O quizás su oído gastado ya no oiga igual 

Pero al final me quedaré

Seré el último en salir 

Déjame acabar este tatuaje así, oh

Quémame, solo quiero arder y arder 

Luciérnaga al anochecer en un concierto salvaje 

Enciéndeme, solo quiero arder y arder 

Vivir eternamente en esta noche salvaje 

https://www.youtube.com/watch?v=yNk7XdRR5UQ

jejejej Hasta que acabó la canción y el concierto y yo nerviosisisima queriendo intentando coincidir para hablar algo con él. 
Se adelantó y pasó a saludar y que casualidades oye¡ que zazu ya se hace la pedo y vuelca su vaso sobre mi brazo y mi bolso pero bueno yo le di mis besos igualmente jejeje y nada se fue es que solo el consigue que un simple: “ey helen que tal cómo estás?” suenen a palabras mágicas. Y claro, yo, aun con todo reciente del sábado pasado quería más. Pero bueno, intenté no pensarlo mucho para no amargarme la noche. Quise pensar que no aguanta a esta chica más de un par d horas, que el cumple fue una excepción y un esfuerzo sobrehumano al igual que yo. Y se acercó a saludar, bueno, despedirse mas bien
 
Al ir al baño le vi de reojo bailoteando y nahh… lo peor fue el pedazo viento que empezó por la tarde y ya no paró. Un desastre. Soledad pero que no se note mucho y aguantando los formalismos todo lo que se pueda. Deseando que algo nuevo ocurra para pasar página del todo. En grupito estuvimos un rato bailando entre tormentas de arena y reggeaton y yo pensando “volverá?”. Sin conversación que intercambiar con estas… 
 
Al rato, avisé que me venía a casa a por una chaquetilla (que me pillaba mi casa a 2 min) y al volver no estaban estas. Ni los chicos del cole que hablaban con nosotras tampoco. Las escribí, se hicieron las preocupadas por mi pero nahh ya decidí volverme a casa andando, con ganas de saber si él estaría en el bar de la Belle.
 
Así que de vuelta a casa fatal… Una copa y estaba destruida. Y es que el tiempo pasa, y ya no hay examen de imagen corporativa que estudiar. Ya no hay necesidad de ser la reina de la pista. Ya no hay Lucas Scott al que dejar boquiabierto con mi look y sonrisas elegantes, con nuestras conversaciones bonitas porque como bien decían en OTH (One Tree Hill): en el mundo hay unos 10.768.433.877 millones de personas, millones de almas vagando pero en algunos momentos te sentirás igual de sola porque…. porque todo lo que necesitas es a una. O porque Lucas Scott, sigue siendo Luca Scott y yo esa Peyton Sawyer pero ya no sabemos si el uno para el otro. Porque como grandes personajes… tenemos nuestros haters, nuestros “dobles”.
 
Y doy gracias a que no pueda tener medio de comunicación con el que contactar porque la mitad de lo que escribo por aquí se lo plantaba a él, ZAS!!!!
jejejejjee
 
Y tú, y tú y solamente tú…
 
 FOTOGRAFÍA: Madrid, 2016.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s