(no sé)

Llevaba varios días sin dormir bien. Digamos que se encontraba sobresaltada, como intranquila. Todo parecía estar en paz, en calma…pero tal vez anhelaba el caos. Siempre echó de menos cierto desorden en su rutina. Sinceramente, sólo podía pensar en su gran amor, deseaba estar con él día y noche pero últimamente estaban muy atareados y sus complicadas agendas les impedían verse y disfrutar el uno del otro como lo hacían antaño. Así que no tenía más remedio que esperar. Sí, la maldita paciencia podía con ella y con toda su fortaleza.

A ella le costaba centrarse, pensar en otra cosa que no fuera… ÉL. Esa mirada, esa sonrisa, esas manos… Estar con él. Deseaba sentir sus ojos penetrándola, esa cándida sonrisa que la derretía por dentro. Una vez más… Por siempre. Y sí, podéis llamarlo ceguera severa si queréis.

Como sabía que ese sentimiento de incertidumbre en cierto modo la mataba por dentro llenándola con vacío, tristeza y mucha soledad, desolación y desesperación, se dispuso a dejar la mente en blanco. Algo que no era tarea sencilla pero, por suerte, entre garabatos, pinturas de colores y música su mente se conseguía evadir de manera que la espera era menos agonizante. Tras unas cuantas horas después y alguna que otra lágrima acumulada el timbre comenzó a sonar. Ahí estaba!! Su corazón se paralizó por unos instantes y es que ese sentimiento anticipatorio repiqueteaba en su cabeza (nunca es buen momento para reencontrarte con tu otra mitad sabiendo cómo duele después despedirte de ella, verdad?) Se miró rápidamente en el espejo, y tras un suspiro fuerte abrió la puerta. Mf fvemfvdjjoanenekdkcmdcnaajdcbabksmdmwen

Soy incapaz de recordar lo que hablamos desde que crucé la puerta hasta que subimos a la habitación. El deseo y las ganas dominaron todas las leyes de la razón y la lógica. Ya podía derrumbarse el mundo en ese mismo instante porque follarla, sentirme dentro de ella, verla disfrutar de esa manera y sentirla mía, piel con piel, era lo más parecido y cercano al paraíso. Es tal la intensidad que soy incapaz de sostenerla la mirada por más de tres segundos. Sí, los tengo contados. TRES. Ya no solo son sus perfectos ojos tan grandes y redondos de color miel. Es que me penetra hasta mi más oscuro rincón interior. La amo tanto que a veces la odio y tengo miedo a la vez y sé que a ella también le ocurre igual. Me encanta ver cómo ambos nos perdemos entre gemidos, besos, miradas salvajes y azotes. Es que es indescriptible… porque no es solo placer es a la vez descargar odio y rencor acumulado porque ella hace que se equilibren mis emociones. Ella me calma todos los dolores.

Y así fue nuestro reencuentro. Muy carnal. Muy nosotros.

F

E

Nos conocimos una noche del mes de abril. Salíamos a correr… Sin saber que uno de nuestros deportes favoritos sería correr(nos).

IMG_20160824_215649.jpg

Hoy viernes día 1 de julio nos hemos reconciliado. Al fin y al cabo, después de dos meses y medio raro era que no hubiésemos discutido. Y ya llegó. Pero hemos pasado del enfado, la ignorancia y las pocas ganas de seguir a volver a estar bien. Es increíble como al final se me borra las comeduras de tarro y volvemos a estar bien, a demostrarnos que nos apreciamos y que estar juntos nos hace felices. MUY FELICES

No Sabian por que pero estaban muy conectados.

Suena… Helena Beat de Foster The People (so fressssssssssh!)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s